Los patrones de juego en padel

Patrones en padel

“Si dispones de dos horas para cortar un árbol, destina una en afilar el hacha”

Hoy vamos a incidir sobre el factor”táctica” en el pádel o como describe gráficamente un avanzado de este deporte “Cuán perros somos jugando”.

La táctica junto con la técnica, el físico y la psicología forman los cuatro pilares básicos del jugador de pádel por lo que evidentemente son factores a potenciar todos por igual. Desgraciadamente no siempre es así. A menudo nos pasamos horas entrenando la técnica con interminables carros de bolas o nos metemos largas series de abdominales, pero a nivel amateur ¿quién realiza un trabajo específico de táctica?

Existe un déficit importante en la formación impartida a la hora de enseñar a los alumnos cómo y porqué establecer un Patrón de Juego dependiendo de las circunstancias. Muchas veces acabamos un partido y comentando jugadas con nuestro compañero, este se descuelga con un “No supimos jugarle bien al zurdo” a lo que respondemos con cara de póker “Ahh, pero había un zurdo???”.

Evidentemente esta situación está llevada al límite pero sin duda en niveles iniciación-medio rara vez se establece un Patrón de juego basado en las fortalezas/debilidades de nuestros rivales.

Mi propuesta pasa por marcarnos como objetivo en TODOS nuestros partidos, observar el juego de nuestros contrarios y ser capaces de establecer un Patrón de juego inicial al acabar el segundo juego del primer Set. No estamos buscando estadísticas, porcentajes ni nada por el estilo y evidentemente este Patrón de juego ira evolucionando a lo largo del partido pero con él ya no jugamos a ciegas.

Como ya he destacado con anterioridad no se trata de introducir farragosos datos en Minitab u otro complejo programa de estadística. En este punto no nos interesa % errores no forzados, porcentajes etc., es mucho más sencillo que todo eso.

Desde el calentamiento tenemos que ir valorando los puntos fuertes de nuestro rival, como va de revés, si le pega bien por arriba, si volea profundo etc. Para eso, el calentamiento tiene que ser más que un simple peloteo de cortesía ,¡OJO! el partido ya ha empezado.

Posteriormente y ya una vez inmersos en el juego, observaremos los golpes “preferidos“ de nuestros rivales, independiente que con ellos consigan el punto o fallen. Si juegan un determinado golpe aunque lo fallen es porque tienen confianza en él y existe una alta probabilidad que lo vuelvan a realizar.

Con estos datos y con el feed back de nuestro compañero definiremos el Patrón de juego para ese partido.

Os animo a probar en vuestros próximos encuentros, los resultados no se harán esperar.

Deja un comentario