¿A qué distancia de la red me coloco para volear?

Es una de esas discusiones que se pueden escuchar en mitad de un partido. Casi siempre un jugador le suele reclamar al otro que tiene que pegarse más. El caso contrario no suele verse tanto.

La respuesta corta más acertada, sería decir que depende de la situación del punto y de las características del jugador.

La distancia standard, por ejemplo justo después de realizar el saque o cuando esperamos a que nuestro compañero ponga la bola en juego, suele ser de unos 3 metros.

A esta distancia podremos bandejear los globos de los rivales retrocediendo un poco y también volear por encima de la altura de la red, con tan sólo realizar el típico paso de la volea.

Si soy un jugador muy rápido de piernas podré pegarme un poquito más a la red, ya que no tendré problemas para retroceder y ejecutar buenas bandejas o remates.

Si por el contrario, me cuesta más moverme, debería quedarme más retrasado y estar atento para ir hacia adelante en las voleas. Siempre es más fácil ir hacia adelante que retrasar la posición.

Pegándonos demasiado a la red cubriremos muy bien las bolas rasas, pero se lo pondremos muy fácil a los rivales para que nos quiten la red con cualquier bola alta.

A parte de esto, el desgaste que conlleva el recuperar terreno hacia atrás con cada globo es mucho mayor.

Si las bolas altas nos pasan por encima pero prácticamente no llegan al cristal de fondo, es uno de los indicadores de que estamos excesivamente cerca de la red.

Otro indicador de que estamos muy pegados, puede ser comprobar que nunca llegamos al rebote en el cristal de fondo cuando los rivales nos cuelan la bola por el medio.

Si decidimos jugar con mas de 3 metros de distancia de la red, va a provocar que nos caigan muchas bolas en ese espacio, por lo que deberemos tener bastante dominado el bote pronto. También perderemos oportunidades para definir los puntos, pero estaremos mucho más cómodos en los globos de los rivales.

Lo ideal es pasar por todas esas zonas en un mismo punto.

Empezar en la zona standard, recular un poco cuando vemos que la preparación del rival nos indica que va a hacer un globo, para más tarde pegarnos a la red cuando recuperamos la iniciativa del punto e intuimos que podremos definirlo.

Deja un comentario